Pasado y actualidad de la industria musical

La música ha acompañado al ser humano casi desde su aparición y se puede verificar esto con el hallazgo de instrumentos musicales de cuerda y percusión que datan de los años 3000 a.C. Ha sido pieza clave para acompañar reuniones sociales como ritos o festejos; ¿pero desde cuándo empieza a ser vista como algo comercial?

220px-Cogul_HBreuilPara el siglo XVIII, compositores como Amadeus Mozart ya buscaban comercializar su música dejando de lado el patrocinio recibido por parte de la aristocracia y la iglesia. Para ese entonces la única forma de hacerlo fuera de los espectáculos de música en vivo, era a través de la venta de partituras y es así cómo este método gobernó hasta la aparición de la grabación a finales del siglo XIX.

0102_mozart_001

A manera de paréntesis hay que mencionar que paralelamente la revolución industrial continuaba acentuándose y desarrollándose en el día a día de la sociedad. Se buscaba cómo producir y comercializar más bajo uno de los pilares fundamentales de esta revolución que vendría a ser la tecnología. Toman fuerza las patentes y de igual manera las protecciones a la propiedad intelectual.

Por estas razones nacen asociaciones como ASCAP y Tin Pan Alley en el ámbito musical, encargadas de administrar recursos para que la industria musical siga creciendo. En un caso ASCAP fue creada en 1914 con la intención de ayuda y protección a los intereses de los compositores y editores al igual que Tin Pan Alley que fue creada a finales del siglo XIX pero que su modo de obtención de ingresos era a través de la comercialización de partituras. Con la aparición del fonógrafo ésta última asociación sufriría una crisis por la disminución en sus ventas. Más adelante, la aparición de la radio terminaría sepultando a Tin Pan Alley y realzando a ASCAP que pudo incrementar sus ingresos gracias a que las emisoras tenían que pagar una licencia por reproducir música en sus programas. Entre 1931 y 1939, la asociación incrementó sus ingresos por cargos de regalías en un 400%.

En este caso hemos visto cómo una asociación puede terminar por desaparecer por no estar preparada a los cambios que la modernidad implanta y no poder adaptarse a un nuevo sistema.

tin-pan-alley-1374069520-view-1

Si regresamos a ver al pasado y vemos que para poder pertenecer a una noción básica de industria musical bastaba con saber interpretar un instrumento o componer música (sin desmerecer los años de aprendizaje que esto conlleva) hoy en día se tiene que incluir otros elementos fuera de lo musical para que esto pueda ser llamado una industria. Aquí encontraremos, promotores, ingenieros de sonido, disqueras, casas editoras, abogados, publicistas, asesores de imagen, relacionistas públicos, productores, managers, entre otros. Este trabajo en equipo logrará que un artista llegue a posicionarse en cierto nicho de mercado donde el ser el mejor en interpretación no será lo suficiente ni lo único para poder plasmar sus objetivos.

Retomado la llegada de la tecnología, entonces la industria musical empieza a girar bajo tres tipos de propiedades que podrán ser comercializadas: composición, grabación y media.

El compositor pasa a poseer sus derechos de autor y a recibir regalías en el caso que las editoras quieran vender su música u otro artista quiera interpretar su canción.

En la grabación los derechos de grabación pertenecerán a la disquera quienes cubrirán los gastos implicados en este proceso. El artista que grabe la canción será remunerado a base de regalías.

El media implica ya a la comercialización física de la grabación como son los discos, casetes, CD’s, etc. Las disqueras dan sus productos a los tiendas de venta al por menor y de cada disco vendido se reparten las ganancias los compositores, editoras y la casa disquera; a esta repartición se la conoce como “mechanical royalties”.

StudioB_960x540

De igual manera que la llegada de la radio sepultó totalmente a un debilitado Tin Pan Alley, nuevamente la constante evolución de la tecnología hizo que la industria musical pase por un tiempo de oscurantismo a inicios de los 2000 y que recién está recuperándose al también tener que reinventarse dicha industria. Plataformas como Napster provocaron una disminución en venta de los discos físicos que afectó increíblemente a las ganancias de las disqueras, donde solamente en los Estados Unidos de $14.6 billones recaudados en 1999, pasaron a $6.3 billones en el 2009.

napster

Las ventas digitales de música actualmente están en aumento y ya para el 2012 sobrepasaron las ventas de los discos físicos en tiendas; a esto hay que sumarle que el consumidor ya no tiene que pagar innecesariamente por el álbum completo si su interés es solamente de una canción.

Enfocarse en recuperar la inversión en la producción de una grabación por medio de la venta de discos o canciones pasa a ser un pensamiento atemporal y caduco en la actualidad. La grabación pasa a ser nada más y nada menos que un medio de promoción del artista y que debe tener un alto grado de calidad debido a la competencia existente. Los rubros que siguen pesando para que el artista tenga ganancias son de las regalías y de los shows que pueda montar principalmente. El internet y todas las plataformas que posee pasan a ser indispensables para que en un artista se promocione. Constante contacto con su audiencia mediante Twitter, Facebook, canales en Youtube permitirán que el artista cree una afinidad y expectativa con su público y esto conlleve a que los fans en potencia adquieran aparte de su música, su mercadería como camisetas, pulseras, gorras, etc.

Social Media Logotype Background

Estas mismas redes sociales y comunidades virtuales darán paso a que ya una vez posicionado tu producto, la gente pueda y quiera encontrarte en otras plataformas como Spotify, Pandora, el mismo Youtube, entre otras, que son lugares que remunerarán económicamente tu trabajo con cada reproducción que se haga.

musicservices-642x481

Son innumerables las opciones y herramientas que hoy en día la tecnología ofrece para que la industria musical no decaiga. Bastante trabajo, promoción, calidad, perseverancia, adaptación a nuevos sistemas son elementos que harán que de alguna manera se pueda llegar a un punto de poder vivir de la música ya sea como intérprete o compositor. Uno nunca sabe quién pueda estar mirando tu trabajo y qué pueda ofrecer o colaborar para que tus sueños se cumplan, en otras palabras, la suerte pasa a ser un elemento más dentro de ésta industria.

Live Earth London - Show

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s